Los sueños, sueños son; pero a veces llegan a ser tan reales…

Muchas veces intentamos, por todos los medios, hacer los sueños realidad. Y otras muchas veces, no los podemos llevar a cabo.

Dicen que es gratis soñar, y que no hay nada imposible, pero estos dos conceptos juntos no siempre se entrelazan y nos llevan a quebraderos de cabeza.

Podemos soñar, sí. Pero si sabemos que un sueño es inalcanzable, tenemos que ser conscientes de que NO vamos a poder traerlo a nuestra existencia; no lo podremos llevar a la materialidad porque verdaderamente es inaccesible a él.

Puedes intentar llevarlo a cabo, ya que nunca hay que darse por vencido; pero si ves que realmente el seguir pensando en ello te va a hacer daño… deja ese sueño a un lado, porque a ese extremo te harán heridas internas que después serán complicadas de curar, y aún así, quedarán cicatrices, siendo eso lo último que querías para ti.

No tengas temor por soñar. Pero tampoco dejes que tus sueños se apoderen de ti.

Separa en un cuadro imaginario lo que puedes y lo que es evidentemente imposible de conseguir y a raíz de eso, SUEÑA, con los pies en la tierra y siempre con moderación. 

Ya decían que todos los extremos son malos, y aquí también lo podemos comprobar.

·· Elena ··

Anuncios