Deja que tu imaginación juegue.

Puede que pienses que tus ilusiones no sean lo suficientemente creativas; pero si nunca las sacas a la luz, los demás no podrán opinar sobre ellas.

Todo el mundo es creativo; si se lo propone.

El que se encuentra en su casa de brazos cruzados y sin pensar en nada, no pondrá nunca en funcionamiento su lado derecho del cerebro.

Otra cosa es que pienses en blanco, como base de tu creación, para después, colocar encima maravillas creadas por ti mismo, a través de tus poderosos pensamientos.

Pensamientos creativos que somos capaces de imaginarnos, guardarlos a la vez dentro de nosotros y saber que lo podemos llegar a plasmar en papel.

Ese papel que representará tus ideas ingeniosas, en el que todos podrán disfrutar de la mezcla de colores que has decidido utilizar y que lo hace tan llamativo y atractivo a la vista.

 

Dije que la base para este seguimiento era pensar en blanco, y para mi gusto, el conseguir llegar a ese punto , ya es arte.

 

No tengas miedo en crear. Nunca sabes lo que puedes llegar a trabajar con tu mente, porque ésta es ilimitada, y está a tu disposición siempre que quieras.

Simplemente, déjate llevar por la imaginación.

Anuncios