Etiquetas

, ,

Todo está perfecto, y no te falta nada…

Demasiado perfecto dirías.

Pero al tiempo de sentir esa sensación … esperas los malos momentos, lo esperas como si fuera su condicionante. Te empieza a resultar raro el tener una vida sin problemas que verdaderamente tienen importancia.

Y comienzas a preguntarte: “¿Qué será lo próximo?, ¿qué vendrá ahora?”.

Vive con inquietudes por aprender, disfrutando de todo y de todos, y  sé positivo.

No pierdas el tiempo en pensar en lo que no ha llegado aún.

No pienses que a lo malo le toca llegar, piensa que lo mejor está de camino.

·· Elena ··

Anuncios