Les cuesta el doble concentrarse y memorizar, pero no hacen por dónde para ESTUDIAR.

Que triste…

Que triste es ver cómo cada vez más gente sigue haciéndose “chuletas”.

chuletas..

En sus generaciones no les enseñaron a estudiar y les cuesta el doble concentrarse y memorizar, pero tampoco hacen por dónde para conseguir lo que nunca pudieron hacer correctamente: ESTUDIAR.

Os pondré en situación por un momento.

Imaginarse que vuestro hijo, con 5 o 6 años que tiene, no avanza tanto en lectura como en escritura, tenéis un problema depresivo, y no veis mejoría porque el psicólogo no consigue detectar tu problema, el jardinero corta el arbusto de tu jardín con trasquilones, la peluquera te echa el tinte equivocado y te destroza el pelo por meses, el pintor te deja un pegote de pintura en medio de la pared del salón, vas a comprar una mesa para tu precioso salón decorado pero todas las mesas del mercado están cojas de una pata, tu ordenador tiene un problema del sistema y el informático no sabe cómo arreglártelo, vas a un concierto y al cantante le salen tremendos gallos mañaneros, en el restaurante de glamour le han echado tanta sal a la ensalada que la has tenido que acompañar con 5 vasos de agua, te operan y te encuentras peor de cuando entraste a quirófano, te recetan la pastilla equivocada, vas a que te den un masaje relajante para que se te quite el estrés de encima y sales de allí con contractura muscular, el profesor de patinaje se cae más que tú…

Visto así es un poco duro para todos nosotros, verdad? Pero es la realidad, y llegará el día en el que esto suceda.

Si en un futuro os encontráis en alguna situación como las anteriores, no os preocupéis, es completamente normal que suceda.

La gente tendrá nociones de algo… algo que le explicaron en su día, pero no sabrán llevarlo a la práctica porque no se formaron adecuadamente.

chuletass

El hecho de haceros “chuletas” está provocando que no tengáis formación alguna, que el día de mañana si el psicólogo no consigue detectar tu problema, o el cocinero de aquel restaurante con tanta fama te hace un plato de pena y acabas mala debido a la poca higiene que tuvo, deberéis de entenderlo, porque se lo pasó igual de bien que vosotros en las clases de Psicología de la Personalidad y Seguridad e Higiene en la manipulación de alimentos. Y el día del examen… !”CHULETAS”!

Pero bueno… vuestro objetivo, al fin y al cabo, es aprobar el examen ,¿no?

·· Elena ··

Anuncios

Es una pena que tengamos que acudir a las redes sociales para saber de alguien.

Ya he pensado en varias ocasiones sobre este tema, y anoche me abrieron los ojos un poco más.

Las redes sociales…

Cada vez me aumentan las ganas de eliminarme de todas ellas.

Son carpetas que resumen tu vida completamente. Que si fotos, recuerdo del día de tu cumpleaños, comentarios en los que cuentas qué vas a hacer, que no vas a hacer, donde vas, donde dejas de ir, con quien vas, quien no viene, porqué estas triste, porqué demasiado feliz, de quien te has enamorado, quien es tu amigo/a nuevo/a, estados que resumen tu estado emocional del día, espacios personales donde colocas la música que te pide el cuerpo. Fotos, fotos y más fotos de un día y otro.

La gente se mete en las redes sociales, y aunque no sepan de ti en una semana, a través de ellas, ya se han enterado de todo y más.

Es una pena al punto que hemos tenido que llegar. Hablar virtualmente y dejar de vernos tan frecuentemente como antes hacíamos.

Estamos perdiendo la costumbre de mirarnos a los ojos (no que miramos a una  pantalla que nos reflejan imágenes), tener feed-back (que nos vale un simple “Ajaam”), abrazarnos como muestra de cariño (un emoticono tirándonos un corazón), darnos los dos besos de saludo con un gran !HOLA! Emotivo (no un simple hola seco), dar la entonación que queremos darle a cada frase (no que le ponemos la entonación que creemos que ha puesto la otra persona)…

Ahora con el whatsapp, se acabaron los mensajes “cortos”. Esos mensajes de los cuales nos comíamos las letras, sobre todo las vocales, para contar en 160 caracteres cómo te había ido tu día entero.

Eso era abreviar, y no lo que hacían muchos, a la hora de realizar el resumen del cometario de texto en Bachillerato, que volvían a reescribir el texto entero, pero con otras palabras, porque todo le parecía importante.

Esos mensajes que… actualmente, cuando te llega uno, eres más feliz que cuando soplas las velas el día de tu cumpleaños. Te entra el nerviosismo de… ¿quién será?, ¿quién se ha acordado de mí? El mismo nerviosismo que sientes en tu cumple, por observar que eres el centro de atención y todo el mundo te mira, imaginándose qué deseo estarás pidiendo antes de soplar dichas velas derretidas. Esas velas esperando ser apagadas, para no llenar de cera la tarta tan bien decorada.

Estamos perdiendo costumbres.

Las redes sociales traen TAAAAANTOS problemas…

Las redes sociales han roto matrimonios, han provocado peleas, han pedido explicaciones, han exigido borrar fotos por hacer daño sentimental…

Una pareja de por sí tiene complicaciones, y estas redes, es un añadido más, que puede llegar a ser bastante dañino.

¿Por qué aumentarnos carga?, ¿Por qué más obstáculos?

¿Qué supone alejarnos de las redes sociales?, ¿No ver de forma consecutiva cómo continúa la vida de tus amigos?, qué problema…

¿Acaso no puedes estar al día en cuanto a la vida de tus amigos sin tener que estar metiéndote en esas páginas?

Pienso que … si a día de hoy tienes intención de saber de los demás y preocuparte por ellos, tienes medios para localizarlos. Y si no lo sabes, puedes hacer por dónde por saberlo. Porque no hay comparación llevar una relación de amistad por chat, que llamar al mismo, quedar para tomarte un café y hablar sin límites de hora.

Es una pena que tengamos que acudir a las redes sociales para saber de alguien, sin tener que preguntarles personalmente cómo les van.

Un día de estos… me deshago de ellas… y ahí será cuando verdaderamente me de cuenta de quien se interesa por mí, quien sabrá cuando es mi cumpleaños, sin necesidad de que un calendario virtual le avise de que hoy es mi día especial, a quien le importo, los verdaderos amigos que tengo y quien tiene intención de no perder el contacto jamás.

Valoraré más eso, que las visitas de personas que se meten en mis páginas.

amigos

·· Elena ··

¿Llegaremos las chicas a complicarnos menos la vida y aceptarnos tal y como somos?

Inconformistas. Somos así.

Adoramos, deseamos y rogamos tener lo que NO tenemos.

He aquí algunos ejemplos de 3.000.000:

” OdiO tener la nariz demasiado grande, demasiado pequeña, los dedos muy largos, muy cortos, uñas horribles, que si mucho culo, que si poco, ojos demasiado pequeños, demasiado grandes, mucha barriga, poco pecho, bastante pecho, pecas, no pecas, carne que sobra de aquí, de aquí y de aquí también, ojalá tuviera el pelo liso, rizado, ojalá me creciera el pelo más rápido, ojalá me creciera más lento, no gano pá ir a la peluquería, ojalá fuera más alta, un poco más bajita, me encantaría que al levantarme tuviera buena cara, labios muy finos, dientes feos, ojalá estuviera como esa, mírala, es perfecta (aunque ella no opine lo mismo), me encantaría tener más picardía, o comportarme decentemente, que si tengo cara de huevo, pepino y otros ingredientes varios…”

 

Podría seguir, pero creo que queda clarísimo todo =)

Si nos escucháramos…

Enserio, somos horribles!

De qué manera podemos llegar a hundirnos tanto simplemente por desear lo que no tenemos , o no somos. ¿Por qué? ¿Por qué sin querer nos comparamos con los demás? …

 

Los tíos se lo preguntarán también. Y por ello, hacen por donde para solucionarnos ese grandioso dilema nuestro.

Cuando salís con un chico, el cuál os va conociendo muy poco a poco, ya tienen en la mente lo que se pueden llegar a encontrar; estarán preparados para escuchar, sin ponernos mucha atención, lo negativas que somos; porque esa gran duda que nos corroe lentamente, no es nuevo para ellos.

Nos hacen creer que somos las mejores, las más guapas, las de la estatura perfecta, al igual que la personalidad, ojos preciosos, pelo despampanante, labios carnosos, dientes como perlas, sonrisa agradable, cara dulce, culo perfecto, pechos a su justa medida,uñas muy bien cuidadas y guapa aún recién levantá!

 

Se esfuerzan muchísimo por ayudarnos, para superar nuestros incómodos pensamientos sobre nosotras mismas, pero lo que no saben es que…por mucho que lo intenten… no nos gustaremos más por ello. No estamos conformes y todo lo que nos digan será para nada.

Pueden ayudarnos a la laaaaaaaaaaaarga. Pero nos cuesta mucho trabajo recapacitar sobre eso y entender de que somos así, que si carecemos de una cualidad, nos sobra de otras.

¿Llegaremos las chicas a complicarnos menos la vida y aceptarnos tal y como somos?

Estoy segura de que sí. Sólo tenemos que confiar más en nosotras y listo =)

 

! Quiérete !

Quierete

·· Elena ··

Qué mundo tan lejano, al cual podemos llegar con tanta facilidad.

Todas las mañanas igual…

No hay un día que pueda estar sumergida, allí, hasta que me plazca. Siempre fastidiándome, cada mañana, y además… bien tempranito…

Un día, otro, otro y otro… cansa.

Cansa levantarse y romper esos esquemas tan bien organizados que tenías hace unos segundos. ¿Dónde? En tus sueños.

Qué mundo más extraordinario. Qué mundo tan lejano, al cual podemos llegar con tanta facilidad. ¿La fórmula para ello? Simplemente… cerrar los ojos y … buen viaje!

Un viaje que tarda poquísimo en llegar a su destino. Un lugar en el que disfrutas de todo lo que deseas y lo que nunca te habías planteado por desear. 

Y cómo es cierto eso que cuando más agusto estás… el tiempo pasa volando, y tan volando que no te das cuenta.

sueños

Llega la mañana siguiente y aún a oscuras, tienes que intentar abrir tus ojos achinados, sentarte en la cama (pa` no acabar mareada de tanto vuelo) y pensar en qué lugar te encuentras, porque con tanto viaje no sabes ni dónde estás.

Llegas a la conclusión, después de unos minutos, de que la última parada es la realidad y te encuentras en ella…

Así todas las mañanas. Confundiéndote de lugar, que no sabes si estas soñando, o estás en la realidad.

Y después de darte cuenta de ello, decides volverte a acostar, cerrar los ojos fuerte fuerte, y pensar : “Cinco minutos, lo prometo, pero déjame volver a esa estación de los sueños”. Toda una noche has soñado momentos increíbles, y quieres, en cinco minutos, tener el gusto de continuar por donde te quedaste y ponerle el fin que quieras; no ese fin que, al sonar el despertador, te ha dejado con un mal sabor de boca.

En la mayoría de los casos en el que tu día no ha sido del todo bueno… el viaje se desvía de camino, y te lleva a la estación “las pesadillas”. Que pienso que son de los únicos viajes de los que esperas con ansias la vuelta.

pesadillas

Que tengáis dulces viajes esta noche! =)

·· Elena ··

Esa inestabilidad que nos trastorna tanto…

Inestabilidad. Esa inestabilidad que nos trastorna tanto…

¿Por qué llegar a este punto?

A veces… sabemos que aún así nos hacemos daño, y seguimos intentándolo. ¿Para qué? ¿Qué consigues? Pues… rallarte aún más de lo que estas.

Decisiones que tomas un día, porque sí, sin motivos, y a la larga te dan dolor de cabeza. Muuuucho dolor de cabeza.

Antes de elegir, piensa, y por mucho que te tiente esa opción, es preferible rechazar. Por el bien tuyo.

Plantéate en ponerle fin a esa historia. Esa historia que no lleva a ninguna parte. Esa historia que pudo ser y no lo será, ¿ Por qué ? !Que te lo explique él /ella!

Ahora sí, ahora no… Y lo único que consiguen es que tomemos decisiones extremas.

crisis

Quizás algún día se den cuenta de sus actos, pero ese día quizás sea demasiado tarde..

Piensa, recapacita y actúa.

 

·· Elena ··

 

Escribir es darle forma a nuestros pensamientos.

Escribir.

Escribir es lo primero que se le pasan a muchas personas por la mente cuando quieren expresar algo.

Escribir, es la manera de plasmar en un soporte imborrable tus sentimientos, para que nunca desaparezcan.

Escribir, es la necesidad de algunos muuchos y no somos conscientes de los pequeños escritores que hay a nuestros alrededores.

utiliza-la-creatividad-en-el-video-curriculum

Hace poquísimo que escribo. Antes me dedicaba sólo a pensar. Pensar en temas, en debatir conmigo misma aspectos varios que me llamaban la atención , que eran de mi interés, pensar en cosas que no les puedo poner solución o simplemente de las que no entiendo.

Justo después de este verano `12, decidí transcribir todo lo que sentía. Todo lo que se me pasaba por la mente; y comencé escribiendo sobre ese mismo verano, describiendo a mis amigos, uno a uno, deteniéndome en los aspectos que destacan y que hacen que sean especiales para mí.

Gracias a la variedad de palabras que existen, tengo la oportunidad de crear escritos sobre lo que pienso y lo que dejo de pensar.

Ahora, a la vez que pienso, escribo, y la verdad es que nunca había pensado en ello, pero… sinceramente hace que me sienta mejor.

Para mí no tiene comparación los escritos a mano que a ordenador. Me satisface muchísimo más a mano, aunque reconozco que a ordenador es mucho más cómodo. De este modo, escribo en papel y lo paso sin ningún problema aquí.

Le hago hincapié a las hojas en blanco, pero hojas de cualquier color siempre son buenas. Sólo que personalmente el color blanco, me transmite más tranquilidad.

hoja-en-blanco

Coger tu cuaderno deseado, con 7456734698 páginas en blanco (llego a ponerme  nerviosa de todo lo que me gustaría escribir en ese momento, de rellenar en sólo una noche todo ese cuaderno), coger un bolígrafo y estar rodeada de letras. Letras que consiguen que entres en un mundo paralelo, en un mundo tan soñado por muchos… En un mundo tranquilo y libre de pensamientos. Que nadie está en contra tuya, porque el único que se encuentra ahí eres tú.

Y después, al gusto de cada uno, publica sus pensamientos aquí o prefiere guardarlos para uno.

Unos se tranquilizan lléndose de fiesta y olvidándose de todo, otros viajando… yo esa tranquilidad la consigo escuchando música, leyendo y dibujando, pero cuando me siento entre letras… disfruto muchísimo, y consigo tranquilidad plena =)

Cada vez me complace más escribir, y me encanta la gente que me rodea de la misma condición, porque me transmiten muchísimo.

Es increíble lo que la gente te puede llegar a decir espontáneamente en una conversación en un día cualquiera; pero cuando una persona se detiene a escribir, es más impresionante aún, salen palabras que en la vida te imaginabas que  salieran.

En mi opinión, pienso que tanto las palabras que salen de una conversación cara a cara como de un escrito…si realmente se han dicho desde dentro, desde el corazón, llegan a representar prácticamente lo mismo, sólo que para éstas últimas, tienes la opción de dedicarle más tiempo y puedes envolver las palabras de tal forma que parezcan más profundas y sinceras, pero lo único que se está haciendo es una buena presentación de lo que quieres decir.

escritora

¿Te atreves a escribir? Quien sabe … puede que tengas un mini escritor dentro y ni te hayas dado cuenta de ello.

Recuerda que el escribir es darle forma a nuestros pensamientos.

·· Elena ··

Te equivocarías otra vez, aún sabiendo las consecuencias?

Pasan los días con esa persona a la que amas tanto…

Estás ciega y … No te das cuenta de lo que te repercute realmente.

Y llega un día que te hacen abrir los ojos. No sabes cómo, de qué manera y en qué momento lo hicieron, pero consiguieron abrírtelos.

Abrírtelos de tal manera que inmediatamente quieres darle la vuelta a la tortilla, la vuelta a todo lo que has estado llevando a cabo con esfuerzo por conseguir día a día ese amor.

Cambiar de rumbo, de camino; coger otro sendero alternativo, porque … simplemente las opiniones de los demás te han echo cambiar de idea.

Y te pones a pensar fríamente y… encima tienen razón! Toda la RAZÓN! Te hacía daño en tu interior, la gente se daba cuenta de ello, y tú, mientras tanto, ciega de AMOR…

 

 

Why not?. Duele. Duele muchísimo.  Pero decides cortar de raíz, aquella historia que comenzó tan natural, regándola todos los días para que floreciera y dando cariño al máximo para que no se marchitara…

Pasan los días y sólo ves oscuridad, arrepintiéndote de la solución tan extrema que tomaste. Te ves sola y sólo haces preguntarte: ” Tan mal me he portado?, Tan mal lo estaba haciendo todo?, Qué faltaba para que todo fuera perfecto?…

Y con el tiempo, te das cuenta que el fallo no eras tú, que no pudiste hacer más y que verdaderamente tenía que acabar.

No te arrepientes de los buenos momentos que pasaste, pero piensas que te llegaste a equivocar de persona, que él no era para ti. Y por un momento te alegras de haber cogido ese sendero alternativo. Ese sendero, que… si no hubiera sido por la gente que te abrió los ojos… hubiera sido insignificante tomarlo.

Pero es cierto que… en muchas ocasiones, la cabeza te trabaja, te hace pensar y te plantea la pregunta: Te equivocarías otra vez, aún sabiendo las consecuencias?

Yo sólo digo que… las decisiones no se toman sin pensar de antemano las ventajas y los inconvenientes que me puede dar según escoja una opción u otra. Si es lo que realmente quieres o no para ti.

Se le da muchas vueltas a la cabeza antes de elegir y si tomaste esa decisión fue evidentemente por algo.

 

·· Elena ··

 

Hay tantas cosas que ocultamos…

El hecho de que muchas personas no se muestren débiles, no significa que por dentro sean lo suficientemente fuertes para superar las cosas que la vida le pone por delante.

Sólo lo mostramos a personas de confianza, cuando ya nos encontramos en debilidad extrema; pero normalmente no suele ocurrir.

Y actuar se nos da bastante bien, pero sabemos que las escenas de nuestra vida son totalmente ciertas, y  aunque en ocasiones actuemos por decisiones varias, no nos confundimos de papel; sabemos cuál estamos llevando a cabo.

 

Hay tantas cosas que ocultamos… y simplemente lo hacemos con el fin de no preocupar a la gente con nuestros problemas; suficiente tiene cada uno con sus cosas, como para encima cargarlos de los nuestros.

 

Es cierto que cuando lo pasas realmente mal, necesitas apoyo de los tuyos, de la gente que realmente se preocupa por ti, esa gente que te quiere.

Cuando lo pasas mal y no sabes ni porqué te ha tocado a ti… la solución no es agachar la cabeza y llorar; todo lo contrario, hay que dejar la cabeza bien alta, ahí, que se vea,  asumiendo lo ocurrido, porque ahora sí que no hay marcha atrás.

Tienes que hacer doble esfuerzo cuando no te sientes bien. Primero, el esfuerzo hacia ti, para verlo todo con un poco de color y segundo, el esfuerzo para que los demás no se percaten de lo más mínimo. Es como llevar una máscara siempre contigo.

 

Y dejo aquí cuatro frases que he visto en Internet, que me vienen al pelo para esta entrada:

  •  “ Sabes mi nombre, pero no mi historia. “
  • “ Has oído lo que he hecho, pero no por lo que he pasado.”
  • “ Sabes donde estoy , pero no de donde vengo. “
  • “ Me ves riendo, pero no sabes por lo que he sufrido.”

Y lo peor de todo esto… es que ocurre de verdad. Que la gente juzga sin saber.

Cada uno tiene que tener la conciencia tranquila sobre lo que puedan llegar a opinar los demás de uno mismo. Tú y sólo tú, sabes por lo que has vivido, y tú puedes opinar sobre lo verdadero, no suposiciones como a la gente le gusta hacer.

Vemos la vida muy fácil cuando no hay dolor en nosotros.

Cuando te llega el día en el que sí que lo tienes, te arrepientes de no haber valorado y disfrutado lo suficiente en el momento en el que todo iba bien.

 

Os pido que os alegréis de lo que tenéis, porque el día que carezcáis de ello, vendrán las lamentaciones.

Y hay males que se van y tienen cura, pero hay otros males que vienen a ti y no se van jamás.

¿Realmente sientes lo que escribes?

Conoces a una persona, sois compatibles y llega un tiempo en el que te empieza a mostrar sus sentimientos; y uno de los métodos es a través de cartas.

Cartas con un gran fondo. Cartas llenas de palabras densas, de gran contenido emocional. Cartas en las que se te acaban las lágrimas, porque has llegado al tope y te dejan agotada de tanto llorar. Con los ojos bien hinchados, junto a montañas de papel mojado y lcara que pareces otro ser.

 

Cuando recibimos cartas que provienen de personas a las que apreciamos, tenemos cariño y queremos… vivimos intensamente cada palabra escrita. Las palabras las llevamos a la realidad y nos ponemos completamente en situación.

Y esta pregunta va dirigida hacia los que deciden regalar momentos sensibles reflejados en papel : …  ¿Realmente lo sientes? ¿Sientes lo que escribes?

Un día, te das cuenta que todo lo que reflejan esas cartas son copias.

Frases copiadas, muy bien disimuladas a veces, ya que han procurado cambiar algunos adjetivos por otros. Pero en la mayoría de los casos, ni se han llegado a molestar en eso. Sino que directamente han plagiado todo.

Dan por válido mensajes transmitidos por compañías de teléfono observables en la televisión, mensajes navideños que puedes escuchar perfectamente en la radio, frases cogidas de internet, frases de carteles publicitarios situados en plena calle… Todo vale. Cualquier frase la dan por buena con el fin de sensibilizar a tu chica/o.

Y ahí es cuando entras en la duda… y te planteas muy bien la situación.

Esa persona escribe por escribir. Busca las frases adecuadas a cada momento, con el simple hecho de sorprender a su pareja, pero para mi gusto, no te está demostrando nada.

Para hacer un escrito necesitas de tres cosas básicas :

– Un papel completamente en blanco.

– Un bolígrafo que anote con fuerza cada término.

– Y tus verdaderos sentimientos.

Esos simples ingredientes son los que necesitas para ponerte en marcha.

Las palabras que salgan de ti, las que verdaderamente sientas desde dentro, son las que se darán por válida.

Si a todo ésto le adjuntas los hechos que te entrega día a día, tu pareja se puede sentir afortunada, porque no hay nada más verídico que la propia sinceridad en cuanto a sentimientos.

Para demostrar, no tienes porqué dejarlo escrito en cartas, ya que todo se demuestra con hechos; pero muchas veces se elaboran las mismas para recordar, recordar y dejar marcado, en papel con tinta imborrable, el sentir de cada uno.

Y lo desolador y lastimoso es cuando te encuentras con personas que con demostrar su afecto una vez, ya han cumplido de por vida…

·· Elena ··

Déjate llevar por la imaginación & comienza pensando en blanco.

Deja que tu imaginación juegue.

Puede que pienses que tus ilusiones no sean lo suficientemente creativas; pero si nunca las sacas a la luz, los demás no podrán opinar sobre ellas.

Todo el mundo es creativo; si se lo propone.

El que se encuentra en su casa de brazos cruzados y sin pensar en nada, no pondrá nunca en funcionamiento su lado derecho del cerebro.

Otra cosa es que pienses en blanco, como base de tu creación, para después, colocar encima maravillas creadas por ti mismo, a través de tus poderosos pensamientos.

Pensamientos creativos que somos capaces de imaginarnos, guardarlos a la vez dentro de nosotros y saber que lo podemos llegar a plasmar en papel.

Ese papel que representará tus ideas ingeniosas, en el que todos podrán disfrutar de la mezcla de colores que has decidido utilizar y que lo hace tan llamativo y atractivo a la vista.

 

Dije que la base para este seguimiento era pensar en blanco, y para mi gusto, el conseguir llegar a ese punto , ya es arte.

 

No tengas miedo en crear. Nunca sabes lo que puedes llegar a trabajar con tu mente, porque ésta es ilimitada, y está a tu disposición siempre que quieras.

Simplemente, déjate llevar por la imaginación.